El pasado 13 de febrero, bajo la coordinación y especial ayuda de la familia Gnecco Wilches, fue posible materializar una iniciativa que queríamos llevar a cabo desde hace un buen tiempo. Esta querida familia, nos brindó un espacio para compartir la experiencia de nuestro Club en proyectos de impacto social ante una audiencia de 23 asistentes. Entre ellos, asociados y 12 invitados que se vieron motivados a colaborar con nuestro propósito: hacer de la niñez de nuestra ciudad, una más feliz y mejor atendida.